miércoles, 9 de mayo de 2012

Niños con síndrome de Down

En todo el mundo se ha venido trabajando programas de acción educativa para niños afectados por el Síndrome de Down. En nuestro país se está trabajando diariamente con profesionales especializados en educación especial en general y muy especialmente para los que tienen a su cargo, niños Down. La base está en el diseño curricular para la elaboración de programas de desarrollo individual. Se cuenta para esto con un riguroso estudio longitudinal como garantía de los beneficios del programa. Con éste estudio también los padres podrán confeccionar programas diarios e individualizados para sus hijos. 





Para trabajar con éstos niños, hace falta seguir los siguientes pasos:

  1. Elaborar un censo de los afectados por síndrome de down en el Ecuador
  2. Estudiar el nivel socioeconómico de los afectados y los recursos asistenciales existentes.
  3. Conocer los planes de gobierno para el desarrollo de éstos niños.
  4. Estudiar todos los programas y experiencias sobre síndrome de down que ha sido posible recopilar.

Según estudios realizados en España en 1975 había 1 por cada 600 recién nacidos, con lo cuál al año, había 650.000 niños down más. ¿Cuántos habrá en el Ecuador?


Para intervenir, es necesario analizar las siguientes posibilidades:

• Intervenir a domicilio, es decir que los niños con síndrome de Down, pueden tener en su casa un programa de rehabilitación, realizado por personas técnicas en la materia.

• Inclusión en las aulas escuelas normales, adaptando el curriculum. Contando siempre con apoyo familiar.

En los casos graves considero que si es necesario que haya centros especiales, porque allí se puede dar asistencia individualizada y crear un programa piloto e investigaciones que faciliten tratamientos futuros. En todo caso, es muy importante la participación activa de los padres y trabajar multidisciplinariamente.

Los padres necesitan recibir charlas interesantes adaptadas a su realidad. Algunos piensan que no son ellos los que deben educar a sus hijos deficientes, sino las instituciones las que deben asumir la responsabilidad. Cuando el nivel socioeconómico y cultural es muy bajo, éstos difícilmente se convertirán en educadores de sus hijos. Los padres de algunos niños Down, no saben ni leer ni escribir, y trabajan todo el día para poder subsistir.

Un programa de educación, debería contener las siguientes áreas: prevención, estimulación precoz, asistencia médica, control motor grueso, control motor fino, autonomía y socialización, comunicación y lenguaje, desarrollo cognitivo, formación profesional y taller, inserción de los padres y formación del profesorado.

Esto quiere decir, aprovechar las posibilidades de cada sujeto e integrarlo socialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada